EN DESAGRAVIO A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

_inmaculada

Monseñor Williamson, en su Comentario Eleison 373, del 6 de septiembre de 2014, incurrió en un grave error:

Original ingles:

One of the most important Catholic dogmas is that of original sin, whereby all human beings (except Our Lord and his Mother) have a nature seriously wounded from birth through our mysterious solidarity with Adam, father of all mankind, when with Eve he fell into the first of all human sins in the garden of Eden.

Versión oficial en español:

Uno de los dogmas católicos más importantes es el del pecado original, por el cual todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde el nacimiento por nuestra misteriosa solidaridad con Adán, el padre de toda la humanidad, cuando él cayó con Eva en el primero de todos los pecados humanos en el Jardín del Edén.

Es un grave error sostener que por el pecado original todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde el nacimiento.

Lo correcto es decir que por el pecado original todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde la concepción misma.

Los blogs que publicaron ese Comentario Eleison se han hecho partícipes del mismo error.

En vano hemos esperado una retractación por parte de Monseñor Williamson y de sus propugnadores.

Ante la ausencia de retracción, y con ocasión de la Fiesta de la Inmaculada Concepción de María Santísima, Radio Cristiandad publica nuevamente el desagravio por la escandalosa declaración de Monseñor Williamson:

http://radiocristiandad.wordpress.com/2014/09/08/desagravio-ante-la-escandalosa-declaracion-de-mons-williamson/

Según Monseñor Williamson, Nuestra Señora sería Inmaculada, no desde el primer instante de su concepción, sino desde su nacimiento.

Sabemos que, en la calle del Bac, número 140, en pleno centro de París, está la casa madre de la Compañía de las Religiosas Hijas de la Caridad, que fundaran San Vicente de Paul y Santa Luisa de Marillach.

En esta casa habitaba en 1830 una novicia llamada Sor Catalina Labouré, a quien la Santísima Virgen confió un mensaje salvador para todos los que con confianza y fervor lo aceptaran y practicaran.

El día 27 de noviembre de 1830, a las 17:30, en medio de un profundo silencio, la Virgen Santísima se le aparece a Santa Catalina Labouré.

Se formó un cuadro un poco ovalado alrededor de la Santísima Virgen con una inscripción con letras de oro que decía: Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

120714_0027_endesagravi1

***

Sabemos que el 8 de diciembre de 1854, por su bula Ineffabilis Deus, el Papa Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción:

Para honra de la Santa e Individua Trinidad, para gloria y prez de la Virgen Madre de Dios, para exaltación de la Fe católica y aumento de la cristiana religión, con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y con la nuestra: declaramos, afirmamos y definimos que ha sido revelada por Dios, y de consiguiente, que debe ser creída firme y constantemente por todos los fieles, la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original, en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano.

***

Sabemos que la advocación de Nuestra Señora de Lourdes hace referencia a las dieciocho apariciones de la Santísima Virgen María a Santa Bernadette Soubirous, en 1858, en la gruta de Massabielle, a orillas del río Gave de Pau, en las afueras de la población de Lourdes, Francia, en las estribaciones de los Pirineos.

Ante la reiterada petición de Bernardette de que revelara su nombre, el 25 de marzo de 1858, en su decimosexta aparición, la Señora le dijo: Que soy era Immaculada Councepciou (Yo soy la Inmaculada Concepción).

120714_0027_endesagravi2

***

En honor de la Inmaculada y para deleite de los lectores, hoy agregamos algunas coplas que Juan Alfonso Carrizo recopiló en sus viajes por nuestras tierras.

Son coplas y cantares de buen sabor católico, que resumen el sentimiento religioso hispano de nuestro pueblo.

***

De Jujuy nos proporciona esta:

Lucifer esta enojado, lleno de melancolía,

porque rezan el Rosario las devotas de María.

***

También nos narra que el poeta Jose Domingo Díaz habría mantenido una “payada de contra-punto”con el Diablo…; y al verse en contratiempos, hizo la siguiente invocación:

Madre mía del Rosario, ayúdale a tu devoto.

No permitas, Madre mía, que a mi ciencia la lleve otro.

Acto seguido entonó el Credo…:

Domingo Díaz, cantando, por el Credo comenzó.

No cantó cuatro palabras, que el Maldito reventó.

***

Entre los villancicos de Navidad encontramos este:

En el portal de Belén hay estrella, sol y luna…

la Virgen y San José y el Niño que está en la cuna.

***

Entre las glosas, hay una que recogió Carrizo en varias provincias, la cual plantea un acertijo:

— Cuatro son las Tres Marías,

cinco los cuatro elementos

ocho las Siete Cabrillas,

once los Diez Mandamientos.

— Entre raras luces bellas,

como reluciente aurora,

Dios puso a Nuestra Señora

en un palacio de estrellas.

Dejó su grandeza en ella

por mostrar lo que valía

en las altas jerarquías.

Y es por eso que ahora vemos,

con la Reina de los cielos,

cuatro son las Tres Marías.

***

Y ahora, una glosa sobre el tema bien conocido, Bendita sea tu pureza

La anotó Carrizo de un habitante de Tucumán, quien la había oido a su madre, la cual, a su vez, la había aprendido de su madre, en Santa María, de Catamarca:

Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea,

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza

A Ti, celestial Princesa,

Virgen sagrada María,

te ofrezco desde este día

alma, vida y corazón.

Mírame con compasión,

no me dejes, Madre mía.

Madre del amor hermoso

y de la santa confianza,

en Ti pongo mi esperanza

y espero quedar airoso.

Tú, que al dragón insidioso

quebrantaste la cabeza,

Tú, torre de fortaleza

a la faz de mi enemigo,

atiende lo que Te digo:

¡Bendita sea tu pureza!

Hija hermosa del Excelso

y al mismo tiempo su esposa,

primavera deliciosa,

que ahuyentas al torvo invierno.

Tú confundes al averno,

Tú admiras a Galilea,

Tú fuiste la bella hebrea

en quien el Verbo se hizo hombre.

Bendito sea tu nombre

¡Y etemamente lo sea!

Tú eres el huerto cerrado,

la hermosa fuente sellada,

en donde no tuvo entrada,

Ni la sombra del pecado.

Así lo hubo decretado

la Augusta Trina Asamblea,

que al formarte Te hermosea,

con tales gracias y tantas,

que al mismo Creador encantas,

¡Pues todo un Dios se recrea!

Luna clara que iluminas

mi noche caliginosa,

nítida, fragante rosa,

y lirio entre las espinas.

Si constante me encaminas

hacia el Dios de la pureza,

tendré, Virgen, la certeza

de verme en tu compañía,

viviendo un eterno día

¡En tan graciosa belleza!

Puerta franca eres del Cielo,

Arca de la nueva alianza,

Iris de paz y bonanza,

y todo nuestro consuelo.

Desde este mísero suelo

donde mi alma se embelesa

siendo cada día presa

de mis tiranas pasiones,

recurro en mis oraciones

¡A Ti, celestial princesa!

Dios te salve, Virgen pura,

Madre de grata memoria,

Llena de paz y de gloria

vives, Madre, en las alturas,

cual ninguna criatura.

Tú tienes la primacía

sobre toda jerarquía,

y estás de Dios tan vecina,

que rayas casi en divina,

¡Virgen sagrada María!

Salúdote reverente

con el más profundo afecto

y al declararme imperfecto

y que mis culpas lamente,

verás, ¡oh Virgen clemente,

Abogada y madre mía!

que tomándote por guía

y llorando mi pecado,

un corazón humillado

¡Te ofrezco desde este día!

Hermosa como la luna,

Escogida como el sol,

Rubia como el arrebol,

Agraciada cual ninguna,

no hubo existencia alguna,

para mí en la creación,

ni la habrá, que es excepción

tan grande y tan verdadera,

y por lo tanto te diera

¡Alma, vida y corazón!

Soberana emperatriz,

Señora de Cielo y tierra,

cuya planta al diablo aterra

y le pisa la cerviz.

Sólo Tú fuiste feliz

y pura en tu concepción

por la gloriosa excepción

de la culpa original;

Madre pía, sin igual,

¡Mírame con compasión!

¡Oh templo de Salomón!

¡Oh arca del testamento!

¡Del Cielo nuevo ornamento

y de la tierra blasón!

No desdeñes mi oración,

muéstrate conmigo pía,

y en mi postrera agonía,

cuando el infernal dragón

intente mi perdición,

¡No me dejes, Madre mía!

***


Finalmente, en el Norte Argentino encontramos estas estrofas de tan hispánica altivez, como de tan triste actualidad:

Sepa el moro y el judío, y el inglés que anda en la mar,

que María es concebida sin pecado original.

***

NO TRASPASE ESTE PORTAL,

QUIEN NO JURE POR SU VIDA,

SER MARÍA CONCEBIDA,

SIN PECADO ORIGINAL

Fuente:

http://radiocristiandad.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s