COMENTARIO AL ELEISON 386

Por el Reverendo padre Juan Carlos Ceriani

p-ceriani-radio1-e1361690430536

POR SUS CONSEJOS LOS CONOCERÉIS

El Obispo que no se retracta suma otra impiedad a su catálogo.

Esta semana le tocó nuevamente el turno a la Santísima Virgen María.

En su Comentario Eleison 385 había hecho referencia al pasaje de San Mateo 7, 18 que, reubicado en su contexto de los versículos 15-20, dice así:

Guardaos de los falsos profetas, los cuales vienen a vosotros disfrazados de ovejas, mas por dentro son lobos rapaces. Los conoceréis por sus frutos. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Asimismo todo árbol bueno da frutos sanos, y todo árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede llevar frutos malos, ni un árbol malo frutos buenos. Todo árbol que no produce buen fruto, es cortado y echado al fuego. De modo que por sus frutos los conoceréis.

Pues bien, en el Comentario Eleison 386, cuyo título es Consejo de Resistencia, el Obispo de Kent comienza diciendo:

Un precioso intercambio de correos electrónicos cruzó recientemente a mi atención, los cuales estoy seguro que, muchas almas en sus difíciles circunstancias de hoy en día, apreciarán. El problema proviene de una típica habitante de ciudad del siglo 21 eroque tiene la Fe, pero se siente abandonada. ¡La solución presentada aquí se basa en una profecía del siglo 17 mo de Nuestra Señora!

Luego de presentar el problema de una enfermera de Alemania, sigue con el consejo:

Y ahora, en respuesta al problema, el consejo que muchos de nosotros en la entre comillas Resistencia, buscando soportar la apostasía mundial, podemos tomar a pecho:—

Querida amiga, en Ecuador en 1634, Nuestra Señora dio a una santa monja casi directa guía para nosotros en estos tiempos no santos por los cuales, gracias a vivir en ellos, estamos bendecidos (aunque no parezcan sentirse como una bendición). Ella prometió que siempre habría, a pesar de la apostasía mundial, almas que permanecerían fieles y preservarían el tesoro de la Fe y las virtudes. Pero ellas sufrirían un martirio cruel, indecible y prolongado. Ella dijo, ‘Con el fin de liberar a los hombres de la esclavitud de las herejías todo alrededor, las almas elegidas por mi Santísimo Hijo para efectuar la restauración necesitarán gran fuerza de voluntad, constancia, coraje y confianza en Dios. Para poner a prueba esta fe y confianza de los justos, llegarán momentos donde todo parecerá perdido. Este será entonces el feliz comienzo de la restauración’.

¿Dónde está la cuestión, sobre todo la impiedad?, tal vez se pregunten ustedes, estimados lectores.

Releamos la cita que el señor Obispo proporciona de la profecía hecha por Nuestra Señora del Buen Suceso, con el resaltado en amarillo:

‘Con el fin de liberar a los hombres de la esclavitud de las herejías todo alrededor, las almas elegidas por mi Santísimo Hijo para efectuar la restauración necesitarán gran fuerza de voluntad, constancia, coraje y confianza en Dios. Para poner a prueba esta fe y confianza de los justos, llegarán momentos donde todo parecerá perdido. Este será entonces el feliz comienzo de la restauración’.

El Eleison en su original inglés dice: Just then will be the happy beginning of the restoration.

Ahora bien, en el original de las Revelaciones se lee: It will then be the happy beginning of the complete restoration.

Al Obispo que no se retracta no le basta haber negado implícitamente que Nuestra Señora sea Inmaculada desde su Concepción, sino que ahora suprime una palabra de una de sus profecías, que hacen referencia a nuestros tiempos.

Tratemos de descubrir la razón de esta nueva impiedad.

+++

Nuestra Señora del Buen Suceso comienza a explicar a la Hermana Mariana de Jesús Torres una visión:

La lámpara que arde delante del Amor prisionero y que tú has visto apagarse tiene muchas significaciones:

La primera:

Al final del siglo XIX y durante una gran parte del siglo XX, diversas herejías abundarán sobre esta tierra entonces republica libre. La luz preciosa de la Fe se apagará en las almas en razón de la corrupción casi total de las costumbres; en estos tiempos habrá grandes calamidades físicas, morales, públicas y privadas. El número pequeño de las almas que conservará el culto de la Fe y de las virtudes sufrirá un cruel e indecible dolor; por este martirio prolongado, muchos de entre ellos irán a la tumba por causa de la violencia de los sufrimientos y serán contados como mártires, aquéllos que se habrán sacrificado por la Santa Iglesia y por la Patria. Para librarse de la esclavitud de esas herejías, se necesitará una gran fuerza de voluntad, de la constancia, del coraje y una gran confianza en Dios, dones del amor misericordioso de mi Divino Hijo, a aquéllos que Él ha escogido para esta restauración. Para poner a prueba la Fe y la confianza de los justos, llegará momentos donde todo parecerá perdido y paralizado, ésto será el feliz comienzo de la completa restauración.

Dentro del sistema que sigue el Obispo de Kent, eso de la completa restauración no entra.

Él necesita simplemente una restauración, que será seguida del reinado del Anticristo (aplastando la restauración), y luego, sólo luego, una completa restauración.

Entonces, o hay que abandonar el sistema…, o hay que tergiversar la Sagrada Escritura, la Tradición y las Revelaciones aprobadas por la Iglesia…

¡Todo vale…, con tal de salvar el sistema!

¡Por nada del mundo van a abandonar su sistema!

+++

Más adelante, explicando la cuarta significación de la visión, de la lámpara que se apaga, Nuestra Señora del Buen Suceso dijo:

(…)

Y para disipar estas nubes negras que impiden el día radiante de la libertad de la Santa Iglesia, habrá una guerra espantosa donde correrá la sangre de sacerdotes, de religiosos… Esta noche será muy horrible al punto que la maldad parecerá triunfar. Entonces, llegará mi hora: de manera sorpresiva destruiré el orgullo de Satanás, poniéndolo bajo mis pies, encadenándolo dentro del abismo infernal, dejando al fin la Santa Iglesia y la Patria liberadas de su cruel tiranía.

Entonces, llegará mi hora… Es la hora de María Inmaculada, que aplastará la cabeza del dragón infernal, conforme a la profecía del Génesis.

Y del Génesis nos vamos al Apocalipsis: de manera sorpresiva destruiré el orgullo de Satanás, poniéndolo bajo mis pies, encadenándolo dentro del abismo infernal, dejando al fin la Santa Iglesia y la Patria liberadas de su cruel tiranía.

El sistema que han elaborado estos falsos profetas no puede soportar esta revelación. Es necesario ocultarla…, o tergiversarla…

Radio Cristiandad publicó un artículo interesante sobre estas revelaciones, en marzo de 2011:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2011/03/18/nuestra-senora-del-buen-suceso-y-nuestra-senora-de-fatima-tremenda-revelacion-para-nuestros-dias/

+++

Esto nos recuerda que también recortan a San Luis María Grignon de Monfort, especialmente su Oración Abrasada, cuando dice:

Memento: Acordaos, Señor, de esta Comunidad en los efectos de vuestra justicia. Tempus faciendi, Domine, dissipaverunt legem tuam (Ps. CXVIII, 126: “Tiempo es de obrar, Señor, conculcaron tu ley”): es tiempo de hacer lo que habéis prometido hacer.

Vuestra divina ley es transgredida; vuestro Evangelio abandonado; los torrentes de iniquidad inundan toda la tierra y hasta arrastran a vuestros servidores; toda la tierra está desolada (Jer. XII, 11); la impiedad está sobre el trono; vuestro santuario es profanado, y la abominación está hasta en el lugar santo (Cf. Mat. XXIV, 13).

¿Dejaréis todo, así, en el abandono, justo Señor, Dios de las venganzas?

¿Llegará a ser todo, al fin, como Sodoma y Gomorra?

¿Os callaréis siempre?

¿No es preciso que vuestra voluntad se haga en la tierra como en el cielo, y que venga vuestro reino?

¿No habéis mostrado de antemano a algunos de vuestros amigos una futura renovación de vuestra Iglesia?

¿No deben los judíos convertirse a la verdad?

¿No es eso lo que la Iglesia espera?

¿No Os claman justicia todos los santos del cielo: vindica? (Fest. SS. Inocentium, Ant. 5)

¿No Os dicen todos los justos de la tierra: Amen, veni Domine? (Apoc. XXII, 20: Así sea. ¡Ven Señor!)

Todas las criaturas, hasta las más insensibles, gimen bajo el peso de los innumerables pecados de Babilonia, y piden vuestra venida para restablecer todas las cosas. Omnis creatura ingemiscit, etc… (Rom. VIII, 22).

Señor Jesús, memento Congregationis tuae. Acordaos de dar vuestra Madre una nueva Compañía, para renovar por ella todas las cosas, y para terminar por María los años de la gracia, como por Ella los comenzasteis.

Lo que seguidores del sistema citan hasta: ¿No habéis mostrado de antemano a algunos de vuestros amigos una futura renovación de vuestra Iglesia?

Pero omiten aquello de: Todas las criaturas, hasta las más insensibles, gimen bajo el peso de los innumerables pecados de Babilonia, y piden vuestra venida para restablecer todas las cosas.

Y, por supuesto, también aquello otro de: Acordaos de dar vuestra Madre una nueva Compañía, para renovar por ella todas las cosas, y para terminar por María los años de la gracia, como por Ella los comenzasteis.

+++

En concreto, nos encontramos ante una nueva concordancia entre Monseñor Fellay y el Obispo de Kent.

¿Recuerdan?: “Os voy a hacer reír, pero realmente pienso que nosotros, los cuatro obispos, somos de un mismo parecer”.

Otra coincidencia, pues, entre ambos prelados: ambos instrumentalizan la devoción a Nuestra Señora y su intervención en los planes divinos para la salvación de los hombres en los últimos tiempos.

¡Su impiedad es blasfema!

+++

Guardaos de los falsos profetas, los cuales vienen a vosotros disfrazados de ovejas, mas por dentro son lobos rapaces. Los conoceréis por sus frutos. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Asimismo todo árbol bueno da frutos sanos, y todo árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede llevar frutos malos, ni un árbol malo frutos buenos. Todo árbol que no produce buen fruto, es cortado y echado al fuego. De modo que por sus frutos los conoceréis.

Los conoceréis por sus consejos…

Todo profeta malo da consejos malos…

Un profeta bueno no puede dar malos consejos…

Padre Juan Carlos Ceriani

Fuente:

http://radiocristiandad.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s