Corpus Christi

Evangelio

La Comunión, verdadera comida y alimento espiritual del alma, une a ésta íntimamente con Dios, desarrolla en ella la vida divina y la habilita para la vida eterna en el Cielo. Si esto es así, como lo es: ¿a título de qué esperan la bienaventurada inmortalidad los que nunca comulgan, o comulgan raras veces y mal?

Sequéntia sancti Evangélii secúndum Joannem. 6, 56-59 – In illo tempore: Dixit Jesus turbis Judaerórum:  Caro enim mea vere est cibus et sanguis meus vere est potus. Qui manducat meam carnem et bibit meum sanguinem in me manet et ego in illo. Sicut misit me vivens Pater et ego vivo propter Patrem et qui manducat me et ipse vivet propter me. Hic est panis qui de caelo descendit non sicut manducaverunt patres vestri manna et mortui sunt qui manducat hunc panem vivet in aeternum


U Continuación del Santo Evangelio según San Juan (VI, 56-59)En aquel tiempo, dijo Jesús a las turbas de los judíos: Mi carne verdaderamente es comida, y mi sangre es verdaderamente bebida. Quien come mi carne y bebe mi sangre, en Mi mora , y Yo en él. Así como el Padre que me envió, vive, y Yo vivo por el Padre; así también el que me come vivirá por mí. este es el pan que bajó del cielo. No es como el maná que comieron vuestros padres, y murieron. Quien come de este pan, vivirá eternamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s