Benedicto XVI visitó la sinagoga de Roma

Ojalá les hubiera leído estos textos de la Sagrada Escritura:

“Vosotros debéis saber que la remisión de los pecados les ha sido anunciada por él. Y la justificación que vosotros no podiais alcanzar por la Ley de Moisés, gracias a él, la alcanza todo el que cree” (Hch 13, 38-39).

“Él es la piedra que vosotros, los arquitectos habéis rechazado, y ha llegado a ser la piedra angular. Porque no existe bajo el cielo otro Nombre dado a los hombres, por el cual podamos alcanzar la salvación” (Hch. 4, 11-12).

“Vosotros sois los herederos de los profetas y de la Alianza que Dios hizo con sus antepasados, cuando dijo a Abraham: En tu descendencia serán bendecidos todos los pueblos de la tierra. Ante todo para vosotros Dios resucitó a su Servidor, y lo envió para bendeciros y para que cada uno se aparte de sus iniquidades” (Hch. 3, 25-26).

Dirijamos una oración por los judíos a nuestro Dios, el cual es Uno y Trino, NO TENEMOS EL MISMO Dios, el de ellos no es Trino :

 Oremos por los pérfidos judíos para que el Señor Nuestro Dios quite el velo de sus corazones, y ellos también reconozcan a Nuestro Señor Jesucristo.

 Dios Omnipotente y eterno, que ni la incredulidad de los judíos excluís de vuestra misericordia: dígnate escuchar las súplicas que os dirigimos por ese pueblo obcecado, a fin de que reconociendo el resplandor de vuestra luz, que es Cristo, salgan de sus tinieblas.

Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s