SAN BENITO, Abad

21 de marzo
SAN BENITO,
Abad
n. hacia el año 480 en Nursia, Italia;
† hacia el año 547 en Montecasino, Italia

Patrono de monjes; personas en órdenes religiosas; ingenieros civiles; trabajadores agrícolas; granjeros; espeleólogos; niños escolares; personas en trance de muerte. Protector contra la hechicería; brujería; veneno; fiebre; urticaria; erisipela; enfermedades inflamatorias;
enfermedades renales. Se lo invoca en las tentaciones y cuando se ha roto alguna pertenencia de un superior.

Dichosos los siervos a los cuales
el amo al venir encuentra velando.
(San Lucas 12, 37)

San Benito abandonó el mundo a la edad de 14 años para retirarse al desierto. Esforzose el demonio por encender en su corazón el fuego de las pasiones impuras. Para vencer, San Benito revolcábase entre espinas y zarzas. Su fama de santidad extendiose a lo lejos y le atrajo una multitud de discípulos. Hizo muchos milagros que lo han hecho célebre; mas el mayor de los prodigios fue el establecimiento de su orden, que ha dado un sinnúmero de santos a la Iglesia. Murió hacia la mitad del siglo VI.

MEDITACIÓN
SOBRE LA VIDA Y
LA MUERTE DE SAN BENITO

I. Desde que hubo comprendido la vanidad del mundo, retirose San Benito a la soledad, y allí mortificó su cuerpo mediante continuas austeridades. ¡Hace ya tanto tiempo que tú conoces los peligros del mundo, y lo amas todavía! ¡Sabes que es infiel, y en él te fías! ¡Estás persuadido de que no hay recompensa para sus adoradores, y ansiosamente buscas sus favores! Engañó ya a muchos otros con sus falsos bienes; mas, los que antes lo honraban lo desprecian ahora. ¿Por qué no lo dejas?Apenas si tiene el mundo lo que es preciso para engañar; carece de bienes, hasta de bienes frágiles (San Euquerio).

II. San Benito despreció al mundo, y el mundo le honra; los reyes, los príncipes, numerosos fieles acuden a verlo en la soledad, para encomendarse a sus oraciones o para imitar su género de vida. Tú amas al mundo y él te desprecia; lo desprecias y él te prodiga sus alabanzas. Pareciera que Dios, impaciente por recompensar a sus servidores, no puede esperar la vida futura para hacerlo.¡Cuán apurada estáis, oh bondad divina, en glorificar a vuestros santos! (San Eusebio).

III. San Benito, vencedor del mundo, lo abandona y muere en una iglesia en medio de sus religiosos, advertidos por él de la hora de su muerte. ¿Te ha sido revelado cuándo y cómo morirás? Mantente siempre preparado. Los religiosos de este santo son sus hijos y su corona. Tus hijos y tu corona son tus obras: ellas te seguirán hasta el trono de Dios, para acusarte o defenderte.

El amor de la soledad.
Orad por la Orden de San Benito.

ORACIÓN

Haced, os lo rogamos, Señor, que la intercesión de San Benito, abad, nos haga agradables a Vuestra Majestad, y que obtengamos por sus oraciones lo que no podemos esperar de nuestros méritos. Por J. C. N. S.

About these ads

Acerca de christianismus

Católico Apostólico Romano Ver todas las entradas de christianismus

2 respuestas a “SAN BENITO, Abad

  • Liliana

    He soñado con que leía el libro que tiene en su mano San Benito, anoche.
    Ahora quisiera saber más.

    • christianismus

      Estimada Liliana:

      Si has soñado con que leías el libro que tiene en su mano San Benito, tal vez debas leerlo, se trata de la más grande obra jamás redactada para una orden religiosa, se trata de la regla escrita por él, para su orden de monjes llamados benedictinos.

      La Regla de los monjes escrita por San Benito hacia el final de su vida, ha sido norma y guía espiritual de muchas comunidades monásticas durante más de 1500 años. La gran vitalidad que encierra proviene de su doble enraizamiento en las Sagradas Escrituras y en la Tradición viva de la Iglesia, especialmente la tradición monástica de la que es heredera y continuadora. Escrita en latín, y luego traducida a todas las lenguas a lo largo de los siglos, consta de un Prólogo y 73 Capítulos. Los estudiosos concuerdan en señalar que fue escrita de forma gradual. Es posible discernir en ella una estructura de base que ayuda a comprenderla mejor. Los índices Numérico y Estructural siguen el orden de los capítulos, el índice Temático los reagrupa desde otra perspectiva.

      Aquí te dejo un enlace en el que puedes conocer más acerca de esta gran obra hecha por San Benito, la regla:

      http://www.sbenito.org/regla/rb.htm

      Emmanuel Isaías Dos Santos

      ¡Maranatha!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: